La historia de un libro…

La historia de un libro o de cómo “un libro” se convirtió en algo mágico.

Un libro de Herve Tullet, Editorial Kokinos.

Y es que ... llevaba tiempo viendo ese libro en casa de una compañera. En la estantería, en la mesa, en las manos de Iratxe (la pequeña de Titirisueños), pero sinceramente yo no le encontraba “el punto”, y no sería por falta de puntos. En ese momento para mi se trataba de un libro lleno de puntos con apenas tres colores: rojo, azul y amarillo. Puntos que se mueven, que cambian de color, que crecen, empequeñecen.... y sin embargo Iratxe siempre quería el libro del punto (como ella le llamaba).

Pasó el tiempo... y varias mamás me comentaban como les gustaba a su hijos el libro “del punto”.

Vaya, mira que yo le miraba y le miraba... y por fin llegó el día. El día en que dejarían de ser simples puntos para ser puntos mágicos dentro de un libro... MÁGICO.

Paseaba por la feria del libro de Madrid,  una mañana tranquila entre diario y entonces allí estaba el cuento. Me acerqué para volver a mirarlo y le comenté a aquella chica que no me acababa de convencer el libro.

Entonces ella, cogió aquel libro... y algo mágico sucedió. ME LO CONTÓ! Me hizo jugar con él libro, con sus puntos, con sus colores... (vaya, lo que hace un CUENTA CUENTOS).

Y entonces aquel libro se volvió mágico ¡“el libro”! Y es que los cuenta cuentos hacemos que un cuento deje de ser simples hojas con imágenes y letras para hacer que los niños (y también los mayores) jueguen, disfruten, se metan dentro de las historias, haciendo que cada página sea mágica.

Y ahora que ya conoces la historia de aquel libro mágico... ¿TE ANIMAS A QUE TE CONTEMOS UN CUENTO?

Ah! y por supuesto, ahora el cuento es uno de mis favoritos.